La Picnolesia de Tshombé de Gloria Oyarzabal

La Picnolesia de Tshombé de Gloria Oyarzabal

La Picnolesia de Tshombé de Gloria Oyarzabal surge de una historia encontrada, una residencia en África y un máster en Fotografía que sirven de lazo de unión para la ejecución de este ambicioso proyecto de carácter documental convertido en objeto-libro.

La Picnolepsia de Tshombé de Gloria Oyarzabal

El título

El título definitivo del libro, Picnos Tshombé, hace referencia al personaje principal del relato y es tomado como eje central. A través de él la autora se posiciona en un relato narrado en primera persona para hablar de los procesos de colonización y descolonización y de las relaciones entre España y África a lo largo de la historia.

La Picnolepsia de Tshombé de Gloria Oyarzabal

Aunque no entendamos el título en un primer momento, este ya nos avanza una introducción al posible tema, intuido a través de las connotaciones lingüísticas que de él se desprenden. Fue el resultado de un largo proceso de pruebas y cambios que sucedió al título original La Picnolepsia de Tshombé. El término Picnolepsia es utilizado por Paul Virilio en su libro Estética de la desaparición. El autor describe este fenómeno como “una enfermedad por la cual una persona se ausenta temporalmente de los espacios en un estado de abstracción patológica”.

Un antiguo prefijo técnico de origen griego y el apellido del protagonista de origen africano conforman el título del fotolibro. La unión de ambos nos sumerge, ya desde el comienzo, en una concomitancia de sucesos relacionados pero que tienen lugar en espacios físicos distintos. A partir de aquí la artista simula crisis epilépticas por medio de flashes de imágenes que van alterando nuestra visión. Estos destellos producen elipsis y nos hacen cuestionar nuestra existencia concebida linealmente sin interrupciones. y que explicarían la ausencia en la presencia.

La portada

La portada supone la representación de esa relación a través del personaje protagonista. Para ello mezcla el potente color verde del fondo con la figura serigrafiada de Tshombé en tinta roja. Por su parte el texto abarca todo el espacio disponible de una magnífica cubierta entelada. Así se fuerza la figura del protagonista como núcleo que une dos realidades. Por otro lado, queda manifiesta la indisolubilidad del texto-imagen, indispensable para entender la narración.

Picnos Tshombé

Imagen-texto

De esta manera se puede hablar de la permanente correferencialidad entre las distintas imágenes y entre imágenes y textos. Nos transportan de un lado al otro de la historia, bien situándonos en un paraje africano, bien en un edificio situado en España o bien ante el fenómeno del top manta como contrapunto. A la vez muchos de esos textos e imágenes funcionan como deícticos expresando una realidad que toma como referencia tanto al emisor como al tiempo y al lugar en los que se produce el mensaje.

La Picnolepsia de Tshombé de Gloria Oyarzabal

Casi todos los elementos textuales que aparecen en el libro lo hacen en forma de trozos de revista o periódico recortados. La manera en que estos se combinan con fotografías de orígenes múltiples conforman un tejido lo suficientemente compacto como para que el lector-espectador se adentre en la historia sin la necesidad de conocer los hechos históricos en profundidad.

Para facilitar la comprensión a un mayor número de observadores se coloca al inicio del volumen una pequeña libreta desplegable con los textos de prensa española, posteriormente diseminados entre las páginas del fotolibro. Normalmente este tipo de cuadernillos se suelen colocar al final. En este caso hay una intencionalidad de una exposición previa antes de adentrarse en la vorágine del relato creado a través de diferentes imaginarios.

Picnos Tshombé

Picnos Tshombe

También te puede interesar Habitario de Francisco LLop Valero.

Esta entrada fue publicada en Fotografía, Fotolibros y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *





Los datos proporcionados aquí son gestionados por el titular de este blog y estarán ubicados en servidores de DigitalOcean LLC situados fuera de la UE, pero que cuentan con certificado en el Escudo de Privacidad UE-EE.UU que garantiza unos niveles de seguridad adecuados. Política de privacidad de DigitalOcean.