Archivo Arqueológico de la Arquitectura Encontrada

Archivo Arqueológico de la Arquitectura Encontrada

Así describe Eva Casanueva el fotolibro de Bea Luengo Archivo Arqueológico de la Arquitectura Encontrada:

“Una búsqueda arqueológica en grandes ciudades como Ámsterdam y París así como en lugares más cercanos como Buitrago del Lozoya y Alcalá de Henares. A partir de este espíritu arqueológico, la artista aplica una mirada surrealista a la búsqueda de las huellas de la memoria en los edificios y las calles desiertas.”

Edición final Archivo Arqueológico de la Arquitectura Encontrada

El propio título ya se refiere al tipo de arquitectura que se va a mostrar. Se trata de restos, referidos por lo términos arqueológico y encontrada. Esto contrasta con la solidez del objeto-libro, en cuanto que esa búsqueda remite a elementos desperdigados en espacios inconexos. Sin embargo, en palabras de la propia autora:

“Exploré la ciudad como un arqueólogo explora la tierra. En los rincones más profundos de las calles busqué rastros de un recuerdo conservado en sus paredes. Rastros de un pasado oculto y un misterio futuro. Los que revelaron la luz y el espacio, los que revelaron tanto las diferencias como todas las líneas que nos unen.”

Maqueta y edición final

En su origen se presentó en una maqueta con aspecto de archivo dándose así un triple refuerzo entre palabra-imagen-objeto. Sin embargo, para su edición e impresión final se optó por un volumen con tapa dura en un blanco puro que se propaga a lo largo de toda la obra. Tal vez un intento de realizar un paralelismo con la estética de líneas limpias y sobrias propia de la arquitectura minimalista.

Maqueta Archivo Arqueológico de la Arquitectura Encontrada Edición final Archivo Arqueológico de la Arquitectura Encontrada

Estructuras

Similarmente arquitectónica se presenta la estructura del libro, dividido en doce capítulos. Las fotografías se suceden, acompañadas siempre de textos, centradas en las páginas impolutamente blancas. Para aumentar esta sensación de construcción sólida, todo lo textual también aparece situado sobre el eje central, tanto en el espacio total de la página como en su misma justificación de párrafo. Se intuye la intención de provocar en el lector una asimilación entre imagen y palabra, entendida esta última como anclaje del significado de la primera, ofreciendo pistas al espectador-lector.

Textos Archivo Arqueológico de la Arquitectura Encontrada

Fotografías Archivo Arqueológico de la Arquitectura Encontrada

Índices

Para dar comienzo a los doce capítulos que conforman la obra, la artista de sirve de un índice en el que ya muestra las pautas de la narración visual que nos va a ofrecer. Se observa la misma centrificación en la puesta en página de esta parte textual. Nos introduce en el relato a través de expresiones metafóricas (heridas, polvo, luz) y polisémicas (raíces, marcas) que generan ambigüedad y que más adelante quedarán intensificadas por medio de las propias imágenes que las definen. La autora se deleita tachando algunos de los titulares de este inventario preliminar de una forma manual confiriéndole un mayor carácter de texto-imagen. De esta manera el texto inicial, con un valor catafórico, actúa como elemento cohesionador del discurso anticipando lo que se relatará a continuación en este caso expresado por las fotografías.

Índice Archivo Arqueológico de la Arquitectura Encontrada

Fonías

Utiliza las mayúsculas aumentando su potencialidad evocadora por medio de pequeños gritos, para una vez adentrados en la narración susurrarnos en minúsculas. Se podría hablar aquí de volumen del texto referido a una imagen mental de su intensidad sonora. Continuando en este plano fónico también se podría entender como aliteración las primeras letras de las tres palabras del título: Archivo Arqueológico de Arquitectura… y relacionarlo con la expresión militar “¡ar!”, en el sentido de iniciar la marcha, incitándonos a adentrarnos en el libro a la vez que a la búsqueda constante.

Se sirve además de la sinonimia para dirigirnos hacia esa idea de búsqueda mediante palabras tales como restos, rastros, memoria, recuerdos, pasado, … Las fotografías se convierten en significantes de esa exploración para compartirnos un secreto que se encuentra desmenuzado por todo el libro. Como espectadores, nos posiciona ante su propio descubrimiento pero de una manera ya ordenada.

Fotografías Archivo Arqueológico de la Arquitectura EncontradaFotografías Archivo Arqueológico de la Arquitectura Encontrada Fotografías Archivo Arqueológico de la Arquitectura EncontradaFotografías Archivo Arqueológico de la Arquitectura Encontrada

Bea Luengo

También te puede interesar Ustedes los vivos de David Hornillos

Esta entrada fue publicada en Fotografía, Fotolibros y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *





Los datos proporcionados aquí son gestionados por el titular de este blog y estarán ubicados en servidores de DigitalOcean LLC situados fuera de la UE, pero que cuentan con certificado en el Escudo de Privacidad UE-EE.UU que garantiza unos niveles de seguridad adecuados. Política de privacidad de DigitalOcean.